Camino de Santiago inglés

Los días 1-9 de julio fui en el Camino de Santiago inglés como monitora de una actividad de verano de la Fundación Canfranc. Las chicas participantes tenían entre 12-15 años.

DSC_0027

Por las noches dormimos en el colegio Montespiño en La Coruña y el camino empezamos en Ferrol bajando una etapa cada día hasta Santiago de Compostela.

DSC_0037

El primer día estaba muy motivada. Durante la etapa había mucho agua (el mar o lagos)  y me sentí relajada. Así seguí los días siguientes. El lunes, el segundo día terminamos en una playa para nadar. El día siguiente hicimos un recreo de comida en otra playa que fue un poco más natural y no con tanta gente. Miércoles empezamos en Betanzo, un pueblo bonito con calles pequeñas. En estos días ya había muchos bosques y campos y cruzamos muchos pueblos. Como tuvimos casi solo cuestas y bajadas el martes muchas se hicieron ampollas y hacía mucho sol. Tuvimos que dar cuenta que no nos quememos (que es una cosa que no funcionó para todas).

DSC_0116.JPG

DSC_0181

El jueves tuvimos un día de descanso que necesitamos de verdad. Aunque estuve allí como monitora, tuve la oportunidad de hacer surf también. Les ha gustado mucho a las niñas y a mi también. Estoy segura que lo repetiré un día. Por la tarde estaba planificado un voluntariado con ancianos pero al final no lo pudimos realizar porque había problemas con el transporte en el autobus y así nos fuimos en transporte público a La Coruña a ver la ciudad.

DSC_0496

DSC_0548

Los últimos dos días del camino pasaron muy rápidos. Tuvimos más fuerza y motivación y  no hacía tanto calor. El tiempo estaba perfecto para caminar. Sin embargo nos alegró mucho cuando por fin llegamos a Santiago de Compostela. Damos un abrazo al apostel y vimos el centro y al final recogimos las compostelanas que nos habíamos ganado.

DSC_0618

Y después? Que me llevo del camino de Santiago y cual conclusión hago?

Pues, me ha gustado mucho y disfrutaba estar allí como la responsable para las fotos y monitora. Me entendí muy bien con las niñas (incluso las enseñé un poco alemán) y las otras monitoras y ha sido una buena experiencia.

En el camino tuve la experiencia de ver la preciosidad de Galicia y que a veces disfrutas ir andando y a veces te cuesta pero tienes que seguir para llegar al objetivo. En los momentos en que nos sentimos agotadas y encontramos por ejemplo un fuente de agua para mojarnos o el zumo de la merienda que tuvimos cada día valen las cosas pequeñas más y la gente de Galicia siempre te ayuda. Como no usamos mucho el móvil y solo andamos todos los días tienes mucho tiempo para ver el paisaje y charlar con los que te acompañan y yo también me encontré aprovechando el tiempo pensando sobre el futuro, los meses que vienen y lo que me deseo, lo que me espere. Tuve la mente libre y no sé si es solo mi experiencia porque soy de un pueblo con mucha naturaleza pero la naturaleza me relajó y creo que todas se alegraron de lo que estaban viendo. Me imagino que la experiencia del camino de Santiago es incluso más intenso si lo haces habitualmente (con otro alojamiento cada día y levantarse a las 5 de la madrugada) pero como nuestras niñas aún son jóvenes lo hicimos así y hicimos una buena experiencia sin embargo. También es un buen sentimiento si te dejas caer agotada a tu cama por la noche a descansar para el día que viene. Se duerme muy bien si el día fue un día de movimiento y “deporte” y los músculos y ampollas te duelen.

Tengo el plan de quizá hacer el camino otra vez en unos años. Pero probaría el francés o portugués entonces.

DSC_0630

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s